De cuando Emma no tiene Ni idea

¿Te suena el nombre de Cher Horowitz? Si es así, seguro viste Clueless (mejor conocida como Ni idea en México) y sabes que es la rubia niña rica de Beverly Hills, a la que no sólo le interesa ser popular, bonita y querida. También hace proyectos sociales como conseguirle un buen novio a su amiga, vestir increíble y en general “rolling with the homies” (insértese aquí a Brittany Murphy moviendo las manos arrítmicamente).

¿Qué por qué te hablamos de Cher? No, no nos equivocamos de blog; Cher es la viva, adaptada (y noventera) representación de Emma Woodhouse, que si no te suena, es la protagonista de Emma, cuarta novela de Jane Austen (1775-1817).

Emma es atípica para las heroínas tradicionales de Austen (chicas con pocos recursos o venidas a menos que buscan la salvación -financiera- en el amor), pues es un tanto frívola, niña rica y mimada, cuya única preocupación, al igual que Cher, es divertirse y hacer de casamentera para tener algo qué hacer.

Es ahí donde radica el gran acierto de Clueless, pues amplifica la visión de Austen sobre temas como la alta sociedad (ya sea inglesa o californiana), haciendo del tema, algo actual y relevante para los adolescentes, no importa en qué época o parte del mundo se vea. Además, reafirma su estatus de novela clásica porque, ¿qué adolescente se salva de ser vano y de buscar enamorarse del amor?

Por otro lado, la adaptación Emma-Ni idea resulta de lo más fiel, pues cuando tienes una visión u otra (ya sea que hayas visto primero la película o leído el libro) podrás apreciar que se complementan (y además, es muy divertido adivinar quién es quién en ambas versiones).

¿Ya leíste el libro y viste la película? ¡Bien! Ahora podrás darle el peso justo a este gran título, pues regresando al primer punto, ya que Emma saca de contexto a la figura de la “chica Austen”, hace que la novela sea mucho más disfrutable; pues pudiera ser interpretado como un guiño de la propia Jane para manifestar esa parte de la adolescente frívola y despreocupada que nunca pudo ser (según sus historiadores, claro).

Nuestro veredicto libro vs película es 1 a 1. Son igual de divertidas, en la adaptación no se pierden muchos elementos del libro, pero leyendo el libro, se comprenden muchos aspectos de la psicología de los personajes que se desvanecen en el film.

Por Cindy Medel y Rodrigo Tamés

Colección: Letras Universales
Páginas: 624
Publicación: Septiembre de 2005
ISBN: 978-84-376-1560-8
Código: 120256
Formato: Papel
Temática: FICCIÓN CLÁSICA – FC

ADQUIÉRELO en:

gandhisotano

 

 

COMPARTE: