¿Cómo hacer cuentos que todos crean?

Uno de los problemas a los que se enfrentan los escritores jóvenes es que sus textos no alcanzan a ser lo suficientemente veraces para que sus lectores crean todo lo que dice. A esto se le llama principio de verosimilitud y es un conjunto de herramientas narrativas que ayudan a que el cuento adquiera lógica con el mundo real, es decir, en el mundo del lector.

 

        El Librero te tiene estos tres consejos para lograr cuentos que tu lector no pueda distinguir si es una historia real o una mera invención.

  1. El arco narrativo

Si piensas aventarte la empresa de escribir una obra ficcional (cuento o novela) no puedes hacerlo así como así. Los buenos escritores primero forman una suerte de esqueleto o esquema que tendrá las acciones ordenadas, desde la presentación de personajes, espacios y tiempos hasta la exacerbación de sus sentimientos y acciones más relevantes, también llamado clímax.

No hacer esto produciría que en la medida que avanza el cuento las acciones no tengan eficacia y de repente el cuento carezca de coherencia. Es decir, se rompería el principio de verosimilitud. Un ejemplo perfecto serían las telenovelas mexicanas: no es tan creíble que alguien pobre, de un día para otro, se vuelva rico por un evento que no corresponde con lo que te han contado hasta ese momento.

arco2

  1. Sé fiel a tus personajes

Antes de empezar a escribir un cuento o una novela tienes que tener en claro tus personajes. Piénsalos desde todas las aristas: psicológica y físicamente, para empezar.  Aunque no es lo único, también tienes que pensar en las acciones que desarrollarán a lo largo del tiempo narrativo y que al mismo tiempo sean coherentes con la forma en que los construiste.

 

  1. Piensa aún más el final

Es normal que a lo largo de tu proceso creativo quieras cambiar ciertas cosas que al final no resultan tan atractivas para tu cuento. De entre esas, seguramente es el final o la conclusión de tu cuento el que más vas a querer cambiar.

Aunque no lo creas, no está mal querer cambiarlo, pero recuerda que tienen que ser acciones que sí queden de acuerdo con lo que has escrito previamente. Para saber el momento adecuado para desarrollar un cierre ficcional, primero ubica tu clímax narrativo. La acción inmediata después del momento más importante de tu cuento, será la resolución al problema que planteaste en tu esqueleto.

Libros1

 

    Recuerda el cuento “Axolote” de Julio Cortázar (SPOILER, si no lo has leído ya no sigas y mejor ve AQUÍ), el clímax de la obra se ubica en el momento en que el indígena es capturado y todo el ocultamiento del cuento es develado: el sueño no es del motociclista, sino del indígena que minutos antes de su muerte ve en lugar de la vida entera frente a sus ojos, observa la vida futura.

    Como puedes ver, hacer un cuento no es nada fácil, pero si sigues estos pasos crearás impacto fácilmente en tus lectores. Ninguno de ellos sabrá si tu cuento fue basado en un hecho real o no.

Por Tonatiuh Higareda

COMPARTE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *