Manual de Carreño, ¿aún se toca el sombrero al pasar?

Manual de Carreño. Y usted, ¿aún se toca el sombrero al saludar?

Si hablamos de buenas costumbres, formas y maneras de desenvolverse en la vida, El Manual de Carreño es uno, si no el más, icónico libro para aprender modales, reglas de urbanidad y cortesía, escrito hace bastantes ayeres por el músico, pedagogo y diplomático venezolano Manuel Antonio Carreño (1812-1874).

Al repasar la edición, se pueden notar tres tipos de reglas: 1) Las que se siguen usando (claro, con su respectiva evolución, al igual que la sociedad), 2) Las que deberían regresar y estar publicadas, no sólo en el Manual, sino en el Diario Oficial de la Federación, y 3) las que, francamente, recuerdan con humor involuntario las reglas rancias y encopetadas de etiqueta (creo, ni siquiera en esa época era posible seguir).

Por ejemplo, aún se sigue la convención de que si una mujer y un hombre caminan en la calle, el hombre debe caminar del lado del arroyo y la mujer, del lado de la pared. En el siglo XIX, cumplía la función de cuidar que los desechos de las tazas de noche (o sea, bacinicas) le cayera a la mujer.

Hoy en día, es un signo de caballerosidad y de protección, ya no por las sorpresitas que pudieran caer de una ventana, sino de las manos imprudentes que pudieran atravesarse en el camino de la dama.

En el apartado número dos, encontramos una regla que, en particular, llama la atención poderosamente: Se debe evitar presentarse en público después de haber fumado, pues el olor que despide la boca, la ropa y las manos, se puede impregnar en otra persona (y es ahora cuando mandamos la iniciativa de ley sobre este punto. De nada).

Y por último, una regla que encontramos en un apartado que ya de por sí, nos prepara para lo que viene, llamado “Del acto de acostarnos, y de nuestros deberes durante la noche”. En este apartado, aunque encontramos reconvenciones útiles (como no hacer ruido al entrar en una habitación donde alguien duerme), también contiene reglas que hasta el propio Carreño seguramente violó, no por maleducado, sino porque es humanamente imposible seguirlas. Por ejemplo, no roncar (porque denota educación baja), no moverse mientras se duerme o no ir al baño en la noche.

Ya sea como investigación sociológica, estudio histórico o por simple diversión, el Manual de Carreño es un libro que, aunque pasen los años, no pierde vigencia ni actualidad.

Por Cindy Medel

Editorial: Nueva Imagen
Páginas: 431
Publicación: Junio de 2015
ISBN: 978-607-438-501-4
Formato: Papel

ADQUIÉRELO en:

gandhisotano

 

 

COMPARTE: