El mercader de Venecia o un poco sobre el más grande

Abril es el mes del libro, entre otras razones, porque aparentemente Cervantes y Shakespeare murieron el día 23 de ese mes 1616. Aunque ese dato ha sido refutado en reiteradas ocasiones, es un excelente pretexto para celebrar lo que más nos gusta en El Librero; los libros y sus autores. Por eso hoy hablaremos sobre una de las comedias más famosas del “Bardo de Avon”: El mercader de Venecia.

 

Entre 1596 y 1598 Shake escribió esta joya de las letras universales, sin embargo es muy probable que las buenas conciencias de nuestros tiempos censuraran al genio inglés ya que la historia ahí contada no es (abusando de los eufemismos tan de moda) políticamente correcta.

 

La grandeza de Shakespeare está en la manera con la que es capaz de entrelazar a la perfección diversas tramas, personajes, situaciones e historias en una misma obra. Además, como la mayoría de sus escritos, le sirvieron para retratar aspectos propios de la vida de su época, pero que continúan manteniéndose vigentes.

 

Decía el filósofo Emmanuel Levinas que a veces parece que la filosofía entera es una meditación sobre las obras de Shakespeare, y no le falta razón pues parece que ningún tema relacionado con lo humano se le escapó y por ello, muy probablemente se trate del más grande escritor de la historia. Así pues, a pesar de que la historia pueda contener ciertos tintes poco apropiados según las categorías contemporáneas, como los estereotipos étnicos y/o religiosos, es preciso ver un poco más allá y conseguir disfrutar de la maravillosa pluma de Shakespeare y aprovechar lo que tiene que decir sobre el mundo.

 

 

Por Rodrigo Tamés

COMPARTE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
14 − 3 =