Libros que inspiraron estos cuadros famosos

Cuando escuchamos hablar de écfrasis casi siempre nos imaginamos las novelas o poemas que se hicieron basados en pinturas muy conocidas. Sin embargo, otro proceso de la écfrasis es cuando, desde el lenguaje escrito, se lleva al campo de lo visual. A través de la historia muchos pintores nos dado a conocer mediante sus obras sus propias interpretaciones de libros famosos. Te presentamos ocho pinturas increíbles inspiradas en estos libros de la literatura universal:

 

La divina comedia, por Dalí

       Este pintor surrealista del siglo XX ilustró varios libros que él consideró parte influyente en su obra. La divina comedia fue un encargo del gobierno italiano para celebrar el natalicio número setecientos de Dante Alighieri.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El paraíso perdido, por William Blake

      Este poema de John Milton fue de las obras favoritas de William Blake. Las ilustraciones que hizo para El paraíso perdido están llenas de simbolismo. Precisamente es por esto que pareciera que no hay relación entre el texto y la imagen; sin embargo, la intención del pintor es apelar a la imaginación del lector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El nacimiento de Venus, de Boticcelli

      Esta obra se pintó en el siglo XV y es la representación del mito griego de Venus, quien nace de la espuma del mar producida por el semen de Cronos, en el momento que caen los testículos al océano. La famosa figura femenina es la modelo Simonetta VespuccImagen7Ofelia, de Hamlet,

 

Ofelia de Hamlet, por John Everrett Millais

      Desesperada por la muerte de su padre Polonio a manos del príncipe Hamlet, cae a un lago mientras recoge flores. Millais como pintor prerrafaelista hizo esta obra con una naturaleza realista y retratando la belleza perpetuada de la joven incluso en la muerte.

1280px-john_everett_millais_-_ophelia_-_google_art_project

 

El sueño de Fausto, de Luis Ricardo Falero

     Fausto es una de las obras más icónicas del siglo XIX, escrita por el alemán Johann Wolfgang Goethe. Falero tenía un gusto por pintar a los cuerpos femeninos y así se nota en esta pintura, donde se une el erotismo con lo demoníaco.

Visión de Fausto (La partida de las brujas) (1878)

 

El Quijote, por Picasso

      Para el pintor español el Quijote había sido una de sus lecturas preferidas, así que cuando su amigo Pierre Daix le pidió un dibujo suyo para conmemorar los 350 años de la aparición del ingenioso hidalgo, aceptó y produjo una de las más famosas figuras de este personaje.

11995976616_97e5c9220f_b

 

 

 

 

Saturno devorando a su hijo, por Goya

       Esta obra pertenece a la serie Pinturas negras que se presume fueron producidas tiempo después de la enigmática enfermedad que hasta hoy nadie ha podido descifrar. La pintura muestra al mito de Saturno, quien devoraba a sus hijos por temor a que le quitaran su poder en el Olimpo.

IMG_4632

 

Ulises, por Mattisse

       Mattisse pertenece a la corriente fauvista, dentro de las vanguardias de principios del siglo XX. Un día George Macey, editor importante de la época, buscó al pintor y le ofreció ilustrar una edición especial del Ulises. Fueron 26 ilustraciones que hizo el francés, las cuales narraban visualmente el día del gran Leopold Bloom.

Por Tonatiuh Higareda

COMPARTE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *