Los 3 escritores norcoreanos que no quieren que conozcas

Sí, todos vemos a Corea del Norte como una nación peligrosa y amenazante. En especial por sus continuas pruebas con misiles, como hace unos días que falló un ensayo con un misil Musudan. También por la nula libertad de expresión que tiene este país asiático. La literatura, precisamente como forma de expresión, durante los últimos años ha sido censurada y poco o nada se publica si no es con el permiso del dictador Kim Jong-Un. Sin embargo, hay voces que valen la pena leer y conocer a través de sus letras una cultura que cada día se nos hace más ajena.

  1. Ahn Chang-Ho

Fue un filósofo coreano de principios del siglo XX, quien mediante sus textos buscaba la instrucción educativa, al ver que su pueblo carecía de ésta. También le interesó el tema del liderazgo político y el control de masas, en especial cuando Japón había invadido Corea.

coreados

  1. Kang Chol-Hwan

Es uno de los desertores del régimen norcoreano. Salió a Corea del Sur para obtener la libertad. Desde que huyó no ha podido tener contacto con su familia nuevamente. Su libro Los Acuarios de Pyongyang es la crónica de la familia de Chon-Hwan desde sus abuelos al llegar a Corea desde Japón, hasta su sufrimiento y tortura por no pensar igual que el régimen.

coreauno

  1. Baek Seok

Fue un poeta del siglo XX. Aunque el inicio de su carrera se dio con el periodismo propagandista. Precisamente por eso, y por su tendencia comunista, fue censurado por muchos países capitalistas. Cuando decidió dedicarse a hacer poemas los países prefirieron no publicarlo al principio por creer que podía cambiar la ideología de sus lectores, pero después del golpe de estado en 1979 se pensó en incluirlo dentro de la literatura nacional. Los países occidentales también decidieron darle una oportunidad a sus escritos. Muchos creyeron que había muerto en uno de los campos de concentración de Corea, debido a algún roce con el régimen. Sin embargo, Corea del Norte lamentó su muerte en 1995, renovando otra vez el interés por el poeta por parte de distintas universidades alrededor del mundo, después de años en que no se le dedicaron estudios.

coreatres

Como ves, la mayoría de los escritores han visto coartada su libertad poética debido a una dictadura que cada día es más rígida. Pocos nuevos escritores existen en Corea del Norte y en muchos casos se debe al miedo que les infunden desde sus primeros años en la educación.

Corea del norte lo sabe bien: la literatura y la lengua pueden ser una de las más fuertes armas contra un régimen.

Por Tonatiuh Higareda

COMPARTE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
25 + 7 =