Santa: la novela más representada en México

“Todos los llantos se evaporan […] Yo, lo que creo es que nuestros dolores también se evaporan.”

Santa, Federico Gamboa

Santa es una novela escrita por Federico Gamboa que, desde su publicación en 1903, representó un éxito inmediato. Narra la historia de una muchacha quien, debido a desafortunadas circunstancias, termina ejerciendo la prostitución en una de las casas de citas más populares en la época porfirista.

Gamboa logró una caracterización tan real del personaje principal, Santa, que hizo que todo el que la leyera se puede identificar. Le dio virtudes y defectos como a cualquiera de nosotros; además se puede advertir el retrato que realiza del decadentismo y la hipocresía de la sociedad de la época. Por eso es una de las novelas que más adaptaciones ha tenido, tanto en cine, teatro, radio como en televisión.

La primera fue realizada en 1918 bajo la dirección de Luis G. Peredo y protagonizada por Elena Sánchez Valenzuela. La versión de 1932, por otro lado, es una de las más reconocidas, pues fue la primer película sonora en el cine mexicano; fue dirigida por Antonio Moreno y protagonizada por Lupita Tovar. Otras que también puedes ver fueron hechas en 1943 y 1969.

Santa1

Hay también una telenovela, transmitida por Televisa en 1978. Fue protagonizada por Tina Romero. Aunque en ésta no se encarga como Gamboa de enaltecer el camino del perfeccionamiento espiritual. En el libro, a pesar del oficio de la protagonista, que es considerado bajo y réprobo por la sociedad, ésta nunca pierde la pureza de su espíritu. Su camino está lleno de dolor, desprecio y dificultades; es el pretexto para perfeccionarse, cosa que podría traducirse como la necesidad de nunca rendirse ante las dificultades.

La hipocresía de la sociedad que el autor retrata es una cuestión que poco ha cambiado en la población mexicana; todavía se dedica a juzgar las acciones ajenas sin fijarse en las suyas. Sigue condenando por regirse ciegamente bajo una serie de dogmas morales que ni siquiera comprende. Y no es nada nuevo, ya que desde el siglo XIX Guy de Maupassant en su cuento “Bola de sebo” denunciaba esta hipocresía de las sociedades burguesas; o como Naná, de Émile Zola, que también coloca a una prostituta señalada para hacer un retrato de la farsa que son las clases sociales. En Santa se puede ver claramente la influencia de estos autores franceses y en sus adaptaciones la ambientación también nos remite al deseo porfiriano de asemejarse a las altas clases europeas.

Santa2

Esto no quita que el mensaje de la novela permanezca inalterable y vigente. Prueba de ello es la jornada realizada en 2003 debido a los 100 años de su publicación y el gran número de reimpresiones de ella que aún se realizan en la actualidad.

 

Por Santa Cassandra Aguilera

COMPARTE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
18 × 4 =